Sola: ¿elección o castigo?

Por: Merlina Meiler, el 22 de septiembre de 2008, 12:51 PM

En ciertos momentos de la vida nos encontramos en soledad por no tener pareja. Quiero diferenciar entre quienes deciden voluntariamente este tipo de vida por alguna razón en especial, o quienes se ven forzadas a estar solas debido a que se terminó una relación (porque las dejaron, o porque decidieron terminar con un vínculo que ya no las hacía felices).

En el siglo XXI, estar sola puede ser, en muchos casos, una elección. Si terminamos con una pareja y todavía nos duele esa separación en el alma, tal vez no sea el mejor momento para iniciar algo nuevo, ya que, de algún modo, trasladaríamos los resentimientos y las amarguras hacia el vínculo que se inicia. Es mejor darnos un tiempo para sanar internamente, y luego estar realmente abiertas a conocer a una nueva persona, para darle a esta nueva posibilidad de ser felices todo lo que se merece .  

Hay mujeres que, directamente, en cierto momento de su vida, prefieren estar solas y abocarse a sus estudios, a su profesión o a sus hijos. Por suerte, como dije antes, estamos en el siglo XXI y este tipo de elecciones ya no están mal vistas. Por el contrario, algunas (muchas) veces las mujeres se encuentran en soledad porque las  han dejado y están heridas. Quizá nunca han logrado establecer un vínculo estable, no llegó la persona indicada, o no fueron correspondidas. O cortaron una relación, y aún están tristes.

En estos casos, incluso puede sentirse como un castigo no compartir nuestra vida con otra persona. Para mí, es el momento ideal de sembrar las bases para una futura pareja promisoria. Sinceramente, creo que los momentos de soledad pueden sernos realmente útiles: En vez de lamentarnos o estancarnos en el pasado, podemos proyectar, desde nuestro presente, un futuro mucho más agradable.

Si estamos solas y nos pesa, pensemos en capitalizar esta situación, determinando qué actitudes del pasado ya no aceptaremos. Qué es realmente importante para nosotras en una pareja, qué puede carecer y qué, decididamente, no toleraremos. Es un buen momento para profundizar las relaciones que ya tenemos (familiares, amistades) y así dar buen uso al tiempo libre que ahora podemos dedicarles.

Valoremos a la gente que nos rodea, los momentos compartidos, la posibilidad de decidir todo lo que queramos y de hacer con nuestro tiempo lo que nos plazca. Un día, un buen día, todo cambiará.

Tomado de; http://mx.mujer.yahoo.com/blog/Merlina-Meiler/36/Sola-eleccin-o-castigo

~ por angymon82 en octubre 3, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: